Paranoia y psicoanálisis en el surrealismo: Salvador Dalí

Para poder entender que se fragua en el contexto estético del surrealismo es interesante abordar el contexto en el cual tiene lugar. La primera gran ruptura vanguardista viene de la mano del cubismo, en ese periodo de antes de la I Guerra Mundial. Lo que ocurre tras la I Guerra Mundial es que en Europa se vive una conmoción y hay heridas abiertas que no se van a cerrar, y tanto no se van a cerrar que en la I Guerra Mundial se halla el antecedente directo de la II Guerra Mundial. Este periodo de entreguerras es muy atractivo porque asistimos a una nueva ebullición en todos los sentidos.

Desde el punto de vista artístico, tiene lugar un “retorno al orden” según Jean Cocteau. Esto se percibe hasta tal punto que este retorno al orden es abanderado por el maestro que llevó a cabo una de las mayores rupturas como es Picasso.

Esto es algo que se puede apreciar en todo el contexto europeo como por ejemplo con la nueva objetividad alemana (George Grosz) o la pintura metafísica italiana (Giorgio de Chirico). Son escenarios muy melancólicos donde solo nos sorprenden detalles. Este contexto es muy interesante porque estos son los pilares sobre los que harán el surrealismo.

El surrealismo es el último gran movimiento de esas primeras vanguardias históricas y tuvo desde el principio un gran deseo de justificación teórica y nace de la literatura (de la crítica literaria) y los pintores que se suman tienen muy presente ese discurso literario, esa poética.

En el surrealismo, España se sumó de manera rápida al movimiento como Miró, Dalí, Buñuel, Luis Domínguez… y el seguimiento del surrealismo en España fue muy directo desde los primeros momentos, al contrario que con el cubismo. Hubo una revista en España, Occidente que se hizo eco de todo el debate del surrealismo.

Dalí acaba convirtiéndose en uno de los principales representantes de dicho movimiento, entrando en sus filas en 1929, aunque en 1934 será expulsado y es algo de lo que presumirá. Es cierto que desde sus orígenes fue un tipo bastante singular, y hoy en día es difícil discernir entre la propia paranoia y el mismo personaje que él creó.

Procedía de Figueres y encontró acomodo en el movimiento estudiantil en el que se movió, como en la Residencia de Estudiantes, donde coincide con Lorca. El encuentro con Buñuel y Lorca fue estupendo, una triada donde encontramos el desarrollo del surrealismo.

De hecho, Dalí parece que siempre tuvo la necesidad de apoyarse en alguien más fuerte: durante su infancia fue su padre, su hermana Ana María (su musa durante mucho tiempo), después Lorca y Buñuel hasta que llega el grupo surrealista y hasta que llega Gala.

En el verano de 1929 un grupo de surrealistas llega a Cadaqués invitados por Dalí y es algo fundamental para él, ya que supone un punto de inflexión que se ve en su obra porque no solo se suma con fuerza al movimiento surrealista sino también porque aparece Gala, y desde este momento Gala será parte fundamental en su vida.

1929 es fundamental para su vida personal y su vida artística. Antes se desenvolvía con diferentes corrientes como en Autorretrato con cuello de Rafael de 1921, donde está buscando su propio modo de expresión.

Dalí siempre ha sido muy popular y muy querido por todo el público, ya que gracias a esa tendencia figurativa y construcción de espacios muy clásicos le hizo llegar más fácilmente al gran público.

En 1929 hará El gran masturbador. Esta obra la lleva a cabo cuando ha conocido a ese grupo de surrealistas en Cadaqués y cuando Gala regresa a París, es decir, están viviendo una pequeña separación. Tras ese encuentro con esos creadores contagiados por el discurso de Sigmund Freud, que apostarán por ese universo soterrado, oscuro y liberador Dalí empezará a cambiar. Dentro del universo de Dalí esto es una clara expresión de todos los males y angustias que estaba viviendo Dalí.

En esta obra conviven la figura de Dalí (un retrato blando) definido por esa nariz y el anzuelo: había sido pescado por Gala en ese verano, aunque nadie tiraba del anzuelo porque se había ido. Sobre el rostro masculino sin boca aparece una mujer que está practicando una felación.

Aparece el saltamontes, uno de los bichos que más teme y le provocaba angustia. También aparece un nido de hormigas en el que se convierte el saltamontes. En la arena de la playa aparecen dos figuras y ahí está la obsesión que tenía con el Ángelus de Millet. Ésta será su inspiración.

De este tiempo es también La persistencia de la memoria (1931) donde vemos los relojes que se deshacen. No deja de ser una vanitas relacionada con el paso del tiempo. Sobre el reloj de bolsillo aparecen otra vez las hormigas, que son parte de su iconografía.

En 1937 hace El enigma de Hitler, en plena eclosión del nacional-socialismo en Alemania, donde Hitler estaba subiendo escalones poco a poco. Es curioso como a través de su obra se descubren sus pasiones, y una de ellas fue Hitler, y también Franco, lo que le deparará grandes críticas.

Es una obra desconcertante porque pone de manifiesto esa estética daliniana con objetos cotidianos para dar lugar a símbolos que aparecen en la imaginación. En esta obra su punto de partida está en la fotografía en blanco y negro de Hitler y también por otro lado el auricular.

A partir de ese éxito se convierte en un hombre de alto renombre. Va a América con Gala. Nueva York es la capital del arte moderno (contemporáneo) tras la segunda guerra mundial. Florecieron nuevos contactos que apostaron por Dalí y contactos con el cine. Tras los años 40′ regresa a España y nos encontramos con obras que convierten a Gala en su musa por excelencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s