Futurismo y su aprecio a Mussolini: Umberto Boccioni

El futurismo está localizado en Italia. Surge contra los museos en los países de los museos. Además es el primer movimiento con un nuevo interés ideológico y que prepara y anuncia nuevas sensibilidades.

Piden la destrucción de museos y bibliotecas. Proclaman una revolución tecnológica y burguesa. El Primer Manifiesto del Futurismo fue lanzado por Marinetti y el periódico Le Figaro lo publicó.

Es interesante porque aportó mucho a la Historia del Arte y porque incorporan el dinamismo y la velocidad. Aunque quieren glorificar la guerra y destruir bibliotecas y museos, también querían luchar contra el feminismo.

Detrás de este manifiesto vinieron más. Estamos viviendo en 1910, donde hay conmoción de las ciencias físicas. Están surgiendo las ciudades industriales, el progreso, las máquinas. Época en que Nimkovsky (matemático) escribe Espacio y tiempo, de lo que se basan los futuristas (relación espacio-tiempo).

Para el futurismo no existe la impenetrabilidad. Van contra la obra terminada y cerrada. Los comienzos del futurismo en literatura es más fácil que en las artes plásticas, aunque hoy conocemos el futurismo más por la pintura y escultura que por literatura.

El primero fue el manifiesto de Maniretti, el segundo el Manifiesto de los pintores futuristas (1910) que firmaron Boccioni, Carrá, Russollo, Balla y Severini. Aquí se critica la teoría del buen gusto. Hablaban de los canales de agua estancada, los palacios moribundos… querían ser testigos del nacimiento del centauro, querían que Italia volviera ser el punto álgido del arte, pero contemporáneo.

Luego vino el manifiesto técnico de la pintura futurista (1910). Luego el manifiesto futurista de la música (1911), el manifiesto técnico de la escultura (firmado por Boccioni). Relacionado con el de la escultura, Boccioni hará esculturas que serán consideradas como un hito en arte contemporáneo.

Interesante el manifiesto de los ruidos (firmado por Rusollo). También interesante Palabras en Libertad de Marinetti, que traspasa a la arquitectura y hay un manifiesto de la arquitectura (firmado por Sant Elia).

Se cambia la iconografía antigua por la de la ciudad contemporánea. El concepto de velocidad es lo que más influye. Van contra el inmovilismo cubista. Por esto habrá líneas y planos de fuerza que componen los cuadros y también usan el sistema de multiplicación de líneas.

Muchos de ellos activos participantes de Mussolini. Estaban muy cerca del fascismo. El manifiesto de pintores futuristas explica lo que ellos quieren:

  • El espacio ya no existe.
  • Colocaremos al espectador en el centro del cuadro.
  • Queremos penetrar en la vida.
  • Quieren taladrar la realidad e introducirla en la obra.

Los pintores fueron los primeros en convertirse al futurismo. Por esto, cierto número de pintores redactaron ese primer manifiesto de pintores. Ahí querían glorificar todas las formas. Se consideraba como título de honor el concepto de “locos”.

Los futuristas concibieron un nuevo arte como un intento de mostrar el nuevo mundo. En la práctica remplazaron las convenciones de los museos por la fotografía, que en ese momento se está descubriendo, la fotografía estratosférica.

Técnicamente usarán el análisis de los planos del cubismo. El color lo basan en la composición del tono y aunque ellos hablaban de ir contra las tintas luminosas, etc., realmente recurrían a las técnicas que en ese momento había.

El futurismo surgió como tal en Italia y dentro del mundo de la literatura. Y aunque su manifiesto fue publicado por Marinetti, un segundo manifiesto le siguió al poco tiempo. Estos cinco pintores italianos son los más importantes: Boccioni, Balla, Carrá, Russolo y Severini.

El programa del futurismo se basa en una concepción del mundo moderno como esencialmente dinámico. En un principio están muy cerca del cubismo lo que pasa que luego hay que seguir la dinámica del futurismo hacia el movimiento.

Los objetos en movimiento se multiplican sin cesar, se deforman, se dividen… por eso un caballo que corre ya no tiene cuatro patas, sino veinte. El espacio envuelve al espectador y el espectador se ve participando de esa acción de las escenas representadas. Cada objeto se tiene que representar de acuerdo a su ritmo peculiar de movimiento. Hay un concepto de simultaneidad.

Aplicarán la técnica del cubismo. El cubismo pudo haber llegado al punto de futurismo pero estaban frontalmente enfrentados. Aunque los medios coinciden, lo que es el punto de partida y la concepción estética de cada movimiento es opuesta. Se hace un estudio relación espacio-tiempo.

Con Boccioni solo podemos tener una idea de lo que es el futurismo. Fue pintor, escritor, escultor… Nace en Calabria, sur de Italia, y allí se estaba imponiendo el Modernismo, por eso en su principio estaba centrado en el arte floreale.

Decide en 1900 irse a Roma para despojarse de esa orientación inicial. Cuando llega a Roma va al estudio de Balla y éste estaba enseñando el Neo-impresionismo y se forma en el puntillismo en el estudio de Giacomo Balla.

Cuando aprende Neo-impresionismo también se le queda pequeño y viaja por Europa. A la vuelta se queda en Milán, donde asimila una orientación simbolista y en 1909 estando en Milán conoce el manifiesto futurista de Marinetti y le conoce, haciéndose muy amigos. En 1910 hacen el manifiesto de la pintura.

Su etapa de creación madura dentro del futurismo fue muy breve, ya que muere en 1916. Era un temperamento muy activo, empezó a organizar exposiciones en Europa. Empezó a sentir esa acogida hostil, la mayoría del público no le acogía con simpatía. Se empezó a sentir aislado y no comprendido y se refugia en ese concepto de “amor de la madre” y la empieza a ver como una divinidad y se transforma en otra cosa. Pero en 1916 muere de manera prematura. Su obra quedó congelada por esto en la etapa futurista.

Desde los inicios en Boccioni hay un profundo rasgo de simbolismo. Se sirve de él para traspasar la pura representación de las apariencias físicas. Aspiraba a ese ídolo moderno. En 1900 hace en Roma una obra puntillista, con colores puros, dividido en pequeñas pinceladas. Es Tumulto en la galería.

Ídolo moderno también está dentro del simbolismo. Tiene forma de figura femenina. Hay destellos de luz, que procede del simbolismo y de la herencia del Impresionismo y Puntillismo. Es de la época en que vuelve a Milán y conoce a Marinetti.

En 1911 va a hacer varias series y es cuando Boccioni empieza a captar el tiempo de la acción. Para él esto era preciso pero siempre con esa conciencia de sentimiento de realidad.

En 1910, pues, hace su primer cuadro importante futurista que es La ciudad que surge. Capta la ciudad que empieza a resurgir. El intento de intentar representar el dinamismo es lo que se opone al cubista. Hace una conquista del lenguaje formal, partiendo de los cubistas.

A continuación hace toda la serie de los estados de ánimo, que son una serie de cuadros donde habla de los “adioses”, de los que se van, los que se quedan. Aparece en una estación la locomotora y las personas que van a despedir a los que se van y se quedan en el andén.

Utiliza recursos cubistas, como la multiplicación cubista, e incluso la incorporación de letras. Pero luego, tiene también ese simbolismo. Lo que quiero representar fundamentalmente es ese concepto de líneas de fuerza que se traduce en la energía de los objetos y de los movimientos.

Es el más profundo de todos los futuristas. Y aunque se basa en ese estudio de líneas de fuerza pues hay una carga expresiva personal. 

En 1912 está ya en la cumbre de la actividad futurista y empieza a hacer exposiciones en muchas capitales. Fue a París y es donde cogerá más influencia del cubismo y allí es donde hace Elasticidad, que representa un caballo corriendo, con la descomposición siguiendo líneas.

El fondo edificios que evocan a la ciudad de nuestra época. Idea de la ciudad industrial. Siempre sigue las líneas de fuerza, por eso la composición del espacio es cubista.

De 1913 es Dinamismo de un cuerpo humano. Aquí son fuerzas que van desintegrando la materia y aquí ya la figuración irradia desde el centro.

Llega un momento en que la figura se va diluyendo y no se ve. En 1914 inicia la revisión. Ha estado exponiendo en el exterior y lanzando manifiestos. Justo en 1914 empieza a hacer una revisión de los principios de su pintura y vuelve a Cézanne intenta recuperar un equilibrio.

En el bebedor de 1914, se ve que es cezanniano. Entre 1914-15 hace la carga de los lanceros, donde los lanceros son las fuerzas agresivas, lanzadas hacia el futuro. Ha utilizado collage, el fondo es de periódico. Colores ocres. Es un alegato contra la guerra.

También dejó algunas manifestaciones escultóricas vitales para entender el futurismo. En 1912 publicaron el manifiesto étnico de la escultura futurista y ahí decían que para encontrar la renovación de la escultura había que hacerla sobre la síntesis y ejemplo de ello es Botella en el espacio. La botella se abre y el espacio circundante penetra. Une el exterior y el interior.

Los objetos futuristas no terminan nunca, se entrecruzan. En el desarrollo de una botella en el espacio de 1912 quiere estudiar los efectos físicos que se producen al abrir la figura.

Esto lo hará más con formas únicas de continuidad en el espacio de 1911. Una de sus obras más famosas. Hay un juego de músculos y huesos. Tiene un hombre desplazándose que mueve toda la musculatura.

Este desdoblamiento de la imagen hace que se vaya proyectando la presencia muscular de este ser que se desplaza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s