Clasicismo y experimentación: Pablo Gargallo

Pablo Emilio Gargallo Catalán (1880-1934) nació en Maella, Zaragoza, y es considerado uno de los escultores españoles más importantes e innovadores del siglo XX. En su obra se puede ver la mezcla del clasicismo con la experimentación y será con El Profeta, en el año 1933, donde culmine toda su trayectoria, jugando también con la vanguardia cubista.

Aunque nace en Zaragoza rápidamente, el año 1888, se trasladará a Barcelona, y es en esta ciudad donde va a comenzar pronto su formación artística. En la ciudad condal será discípulo de Eusebi Arnau, un escultor, y trabajará en su taller. Como todo el que llegaba a Barcelona, se relacionará con los artistas de Els Quatre Gats (ejemplo de esas relaciones las tenemos con Pablo Picasso o Isidro Nonell).

Colabora con un arquitecto del modernismo catalán, Lluís Domènech i Montaner, haciendo obras escultóricas para los edificios del propio Domènech. Ejemplo de ello es el Palau de la Música Catalana.

En 1920 es nombrado profesor de escultura en la Escuela Técnica de Oficios Artísticos de la Mancomunidad de Catalñua y en 1923, a causa de la dictadura de Primo de Rivera, será destituido. Por ello, se marchará con su mujer y con si hija a París definitivamente. Producto de la presentación que le hace Juan Gris de Magali Tartanson, se casará con ella en el año 1915, pero no durará mucho, pues en el año 1934, en Reus (Tarragona) sufrirá una neumonía que hará que muera poco antes de inaugurar una exposición de su obra.

Eso sí, Gargallo nunca dejará de trabajar con el hierro, y seguirá utilizando chapas metálicas, empezando a sugerir volúmenes y exaltar los huecos y los vacíos. Ejemplo de ello es El hombre de la pipa.

Así, durante toda su carrera artística, Pablo Gargallo mantendrá siempre dos estilos que en apariencia parecen muy diferentes: estilo clásico, muy relacionado con el Modernismo y el Noucentisme, y un estilo más vanguardista donde le da pie a experimentar con nuevas formas y materiales.

En Pablo Gargallo se ve la influencia de otro escultor, su amigo Julio González. Gracias a esto, desarrollará una escultura que se basará en la creación de objetos tridimensionales de placas planas de metal. Entre estas obras destacan las tres piezas inspiradas en Greta Garbo: Masque de Greta Garbo à la mèche, Tête de Greta y los Garbo avec chapeauMasque de Greta Garbo aux cils.

File:Pablo Gargallo, "Portrait de Greta Garbo" fer, 1930 © Marc Vaux, Archives P. Gargallo.tif

Con todo esto, Pablo Gargallo es considerado el precursor de la escultura en hierro y la técnica de la forja la aprenderá desde bien pequeño en la herrería que tenía su padre.

Su obra, hasta el fin de sus días, tendrá una dimensión muy personal derivada de esa interpretación subjetiva que hace del cubismo. Creará, así pues, un nuevo lenguaje escultórico dando a sus figuras un gran dramatismo expresivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s