La fotografía como Arte: Philippe Halsman

La fotografía no siempre fue considerada como un arte. Su integración a este campo empezó con las discusiones de los fotógrafos de retratos. Así pues, el primer paso de la fotografía como medio artístico fue cuando muchos pintores de retratos se convirtieron en fotógrafos retratistas para poder sobrevivir. Y muchos de estos pintores, fueron los que más lucharon para que la fotografía fuera considerada un arte.

Por ello, el lenguaje artístico de la fotografía parte de la herencia de la pintura, aunque rápidamente, ampliará su léxico gracias a todas las posibilidades que tenía la fotografía: enfoques diferentes, captura del movimiento decisión del momento…

Hoy en día la fotografía artística tiene un carácter muy subjetivo aunque hay que destacar que los grandes movimientos artísticos durante las primeras décadas del siglo XX tuvieron mucha influencia en la fotografía y en la actualidad, parte de esa nueva revolución fotográfica son Annie Leibovitz, David LaChapelle, Tina Nibbana o Helmut Newton.

Pero para llegar a esto, no hay que olvidarse de los fotógrafos anteriores, y por ejemplo, es importante Philippe Halsman, nacido en Riga (Letonia) el año 1906. Halsman, nacionalizado estadounidense (a causa de su exilio de Alemania al empezar la Segunda Guerra Mundial), es muy conocido y reconocido por sus retratos de personajes famosos.

Halsman se caracterizó por su ingenio sobre todo a través de la técnica a la que dio origen, el “jumping style” o “jumpology”, que consistía en retratar a la persona fotografiada saltando y con ello, conseguir una imagen mucho más real y verdadera. De hecho, Halsman decía que “En un salto, la máscara se cae. La persona real se hace visible” (PANZER, Mary: Philippe Halsman: a retrospective. 1999).

El resultado de esa imagen era la de una persona muy diferente a lo que solía aparecer y por eso, era de gran atractivo para el público. Aunque no todo eran saltos, sus fotografías mostraban siempre situaciones divertidas y en muchas ocasiones, algo provocadoras. Ejemplo de ello es Dalí atómico, del año 1948. Halsman adoraba a Dalí, con el que trabajará durante muchos años en composiciones fantásticas y surrealistas.

File:Salvador Dali A (Dali Atomicus) 09633u.jpg

Por su cámara pasarán pensadores como Albert Einstein, políticos como Richard Nixon o artistas como Marlon Blando, Alfred Hitchcock, Audrey Hepburn, Cary Grant o Frank Sinatra. En 1959 hará fotografías de Marilyn Monroe que alcanzarán una gran difusión.

Además de esta serie de saltos, uno de sus trabajos más originales será la entrevista fotográfica que hace al cómico francés Fernandel. Halsman no hablaba francés y Fernandel no hablaba inglés, y por ello, al artista se le ocurrirá que el cómico responda a preguntas sobre Estados Unidos por medio de la expresión facial. El resultado de esta entrevista fotográfica será el libro The Frenchman.

Philippe Halsman morirá en Nueva York (Estados Unidos) en el año 1979 a la edad de 73 años siendo ya reconocido como uno de los grandes fotógrafos del siglo XX.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s